Musikmana

sábado, 25 de febrero de 2017

Valete


Quisiera tener tu coraje para seguir. No puedo. No tengo una historia grabada de como fue mi vida. Pero tengo mi carta de presentación:

Prozac Nation

Valete. Fue agradable y hasta en lo desagradable encontré asombro.
See you soon.


domingo, 19 de febrero de 2017

Sin nombre y apellido


Ella, sin nombre y apellido, pasa los días entre entrevistas de trabajo, películas y crisis de ansiedad.

Ella coge lapiceros y traza lineas, llamadas palabras, en un cuaderno que solo ella entiende. Sin nombre y apellido se traga la angustia de antaño, aquella peor a la del 2012.

Todos los días son como furcias malditas. Realizan su rutina a cambio de un pago en efectivo de ansiedad. Le pone sal y pimienta a sus lagrimas, cada vez que los demonios la acechan y le hacen recordar que aquel monstruo vendrá a enloquecer su cabeza. Sin nombre y apellido es catastrófica

lunes, 30 de enero de 2017

Free writing


Pasos. Miedo. Oscuridad. No sé qué significa fedatear. Él llama. Mi voz plana. El maquillaje arruinado. Cama. Pasar horas. Pesar pensamientos. No pensar es pensar. Llamadas perdidas. Calmar la ansiedad. Bocanadas. Llamadas perdidas. Perder a un hermano. Cero asombro. Kilos perdidos, kilos ganados. No tolero la gaseosa.

Codeine. Frigid stars. Ventilador al máximo. No prendí el televisor ni la luz en todo el día. Enviar C.Vs. Seguir enviándolos. Un bicho en mi brazo. Lo soplo, lo espanto. Los audífonos. Descargar canciones. Mamá no sabe que lloro a escondidas por mi hermano. Catálogos. Me catalogan de loca. Mi pasión se fue al tacho.

Puñetes contra la pared. Su nombre en mi nuca. Nunca te olvidaré. D for dishes. ¿Tengo un ángel? Esperaré que se pose en mi balcón.

viernes, 22 de julio de 2016

D.


Me duele la espalda. No sé si es por la posición en la que estoy sentada o por la carga emocional, la gran carga emocional. A veces quiero darme por vencida. Decir Game Over. Y dar el tiro de gracia. Al menos por unos días. 

Y es que siento que ésto está acabando conmigo. La culpa, la maldita culpa. Las frases que me lanzan, como barro con ventilador. Las penas que se acumulan. El pasado que me condena. Ese maldito pasado que me condena y que hace de mi una maldita, la mala de la película. Estoy cansada mentalmente de ser tildada de lo peor. De tragarme sin agua comentarios dolorosos. De flagelaciones mentales. De llorar a escondidas y mostrar que soy de fierro.

Siento un gran nudo en la garganta, angustia, taquicardias. Como cuando sabes que te vas a despedir de alguien. Como cuando lo acompañas al aeropuerto y voltea por ultima vez a verte. Y sabes que ese avión no aterrizará jamas aquí, jamas.

La melancolía esta invadiéndome, me quema el cuerpo. La nostalgia de lo que fue. De aquella vez que lo vi y no dije nada. Cuando desnudé mi alma sin saber que cometía el peor de los errores. Cuando vestí mi corazón con una gran coraza. Y grité para mi que jamas volvería a llorar. Que esta vez todo sería diferente. Que ya no dejaría que nadie más me haga daño. Que por fin, tenia lo que merecía.

No pensé volver a escribir lineas como estas. No pensé volver a apasionarme, no pensé que las palabras me harían su presa nuevamente. No pensé que volvería a escribir sobre alguien mas. Escribir con fervor, con esa nostalgia que me quema por dentro y ata aun mas ese nudo. 

Quiero desaparecer por unas semanas de todo y de todos. Armarme de valor y no dejar que mi corazón hable. Que mi cerebro haga todo el trabajo. No necesitar de nadie, secarme yo sola las lagrimas y darle una patada en el culo a los temores. Des...aparecer. Sentir que verdaderamente me extrañan, que hago falta. Y quizás en el intento por desaparecer darme cuenta que nunca existí.

Tal vez llegó nuevamente la etapa de la escritura, la escritora maldita. Aquella, cuya inspiración es el sufrimiento. No lo sé. Sinceramente no lo sé. Solo sé que quiero dormir y despertar diez años después. Que alguien haga el arduo trabajo de vivir por mi.Y pagarle horas extras. 

miércoles, 22 de junio de 2016

Darse cuenta

Esa tarde me di cuenta de cuánto podía llegar a querer a alguien. Y no era porque se alejaba de mí, era por el hecho de que me destrozó el alma causarle daño.

lunes, 20 de junio de 2016

Un amor bonito

Nos conocimos de una forma curiosa. Nadie hubiera apostado por nosotros pero aquí estamos, a punto de cumplir dos meses. Fuiste y serás mi cable a tierra. Esos dos ojos hermosos hacen que las mariposas intensifiquen su aleteo en mi estómago. Y a pesar de que siento que te conozco hace mucho, cada día es un nuevo descubrimiento.

Te conozco más y te quiero más. Sé qué detestas y qué te encanta. Conozco tus costumbres al dormir y tú, las mías. Te encanta tanto hablar que hasta en tus sueños lo haces. Contigo despertó la princesa que dormía profundamente rodeada de dragones.

Sinónimo de conversaciones sobre nimiedades y cosas súper importantes. Sinónimo de pelear y hacer las paces. Ir de compras y a beber, bueno, yo bebo y tú miras. Sinónimo de ver t.v. con mi familia y dormir abrazados. Sinónimo de mandarnos al carajo y besarnos como si fuésemos a morir.

Eres aprendizaje constante. Mi enamorado. Mi chico. Es la primera vez que quiero de una manera linda... sin presiones, sin miedos, con confianza y comunicación. Todo pasa por algo, dicen. Tuve que pasar situaciones dolorosas y años duros para llegar a ti. Y ahora comprendo todo.

Eres Mi Amor Bonito. El chico que me hace renegar y reír. Mi chico de ojos y pestañas hermosas. ¡Te quiero, mi Alvaro!

jueves, 26 de mayo de 2016

Como un glaciar


Demos un paseo. Pediré algún deseo. En éxtasis total. Quiero que me lleves cada vez más lejos. 

Caminemos al borde del abismo y cuando este a punto de caer, cógeme de la mano y rescatame. Lléname de adrenalina. 
Siempre fui la princesa-dragón. No aquella rosa en el florero sobre la mesa. Esas se marchitan hasta volverse negras. Negras de rutina. Negras de una vida plana. 

Yo siempre quise bailar al ritmo de mi corazón. Dejar que deje de latir de la emoción y que vuelva a palpitar pensando que cruce el borde. Siempre quise ir alto, cada vez más alto. Siempre quise dar vueltas por el universo. Despojarme de mis prendas y moverme al ritmo de alguna canción sensual. O ser sensual al ritmo de cualquier canción.

Conmigo nunca se sabe. llevenme a casa. He caducado. Soy como un delfín del Ganges, ciega por la contaminación, pero sigo viva. Muy en el fondo quiero vivir tengo esas ansias de vivir. Mi organismo quiere vivir... mi consciencia, no. 

Y aquí estoy matando el tiempo, poética forma de decir que estoy viviendo. Wilde me enseñó que el sufrimiento es la única forma de sentirnos vivos. Es exquisita esa forma de sentir que estas a punto de perderlo todo. Y luego reaccionar, limpiarte las manos y seguir caminando.

Es ese mi accionar. Conmigo es incertidumbre. pero una muy bella. No conozco la palabra predecible, no esta en mi diccionario. A mí me tomas o me dejas, nada a medias. 

Puedo querer mucho, entregarlo todo; pero mi padre me enseñó una y otra vez que soy una princesa; una muy bonita, inteligente y talentosa. Y quién no sepa valorar eso, pues no lagrimas, no lamentos,  Sé lo que valgo y es así que puedo desaparecer como los glaciares... y continuar siendo un glacial, tan frío, tan blanco...